El proyecto de investigación minera  de Valdeflorez, anulado por omisión del trámite de participación pública, vuelve a salir a información publica cuando las labores de investigación ya se han realizado. ACIMA ha argumentado en sus alegaciones  que la única salida legal al procedimiento es el archivo y se pregunta cual es la salida a esta pretendida  mina de litio a las puertas de Cáceres.

La anterior Consejería de Economía y de Infraestructuras de Extremadura resolvió  el 29 de mayo de 2019 anular la Resolución de 13 de octubre de 2016 del Servicio de Ordenación Industrial, Energética y Minera de Cáceres por la que se autorizaba el proyecto de investigación minera Valdeflórez nº 10C10343-00, al haberse estimado el recurso de revisión de oficio y nulidad presentado por ACIMA frente a la misma.

La resolución de estimación del recurso ordenaba  retroceder el procedimiento hasta la fase en que se omitió someter a información pública el Plan de Restauración  del medio alterado,  y la solicitud del propio permiso conforme a lo establecido en el Real Decreto 975/2009 de 12 de junio, sobre Gestión de los Residuos de las Industrias Extractivas y de Protección y Rehabilitación del espacio afectado por actividades mineras.

En cumplimiento de lo ordenado, el  Servicio de Ordenación Industrial, Energética y Minera de Cáceres ha sacado a información pública el mismo proyecto de investigación y el mismo Plan de Restauración que el promotor inicial,   Valoriza Minería S.L.U, presentara en el año 2016 , totalmente al margen de la realidad  actual,  puesto que todas las supuestas y pretendidas labores de investigación que se someten a información pública ya se han realizado. Y omitiendo que, entretanto,  la Dirección General de Medio Ambiente ha dictado resolución, en procedimiento sancionador (pendiente de recurso de alzada)  ordenando la restauración del espacio afectado por dichas labores mineras ya ejecutadas, como son los caminos abiertos y modificados sin evaluación de impacto ambiental previa.

ACIMA ha denunciado en sus alegaciones a esta nueva burla del derecho a la participación pública, que no tiene sentido alegar sobre la conveniencia o no de aprobarse un proyecto de investigación de recursos mineros cuando dicho proyecto ya se ha realizado,  y que  de autorizarse el proyecto se incurriría en conflicto competencial con el órgano ambiental que ordena la restauración,  a no ser que la nueva Consejera para la Transición Ecológica, que habrá de resolver el recurso de alzada, incurra en el error  de no garantizar la indispensable independencia del órgano ambiental, como ya advertimos  en nuestro anterior post.

Existen además otros motivos de archivo y para no autorizar este proyecto, como son:

  •  Omitir que junto a este permiso, que afecta a 2 cuadriculas mineras, se está tramitando otro, que afecta a 45 cuadriculas, denominado «Ampliación a Valdeflorez» por el mismo promotor, en fraude de ley, ya que la Ley de Minas no permite la ampliación de los permisos de investigación, sino en todo caso, su reducción;
  • Que  al ser dos proyectos contiguos se debería evaluar ambientalmente los efectos sinérgicos de ambos proyectos;
  • La inviabilidad urbanística y ambiental del proyecto de investigación y de la futura explotación, lo cual genera un conflicto de intereses  públicos, que habrá de resolverse ya en esta fase inicial de investigación;
  • Que se ha omitido la evaluación de impacto ambiental necesaria para la apertura de caminos (como ha evidenciado el procedimiento sancionador de la Dirección General de Medio Ambiente)
  • Que el plan de restauración carece del detalle necesario para permitir evaluar el impacto de las labores  a realizar (presuntamente) como son los sondeos, plataformas y caminos, y el importe de la fianza que se habrá de presentar para garantizar la restauración.

Y como no corren buenos tiempos para las ficciones legales porque la realidad del deterioro ambiental y la quiebra institucional están acabando por despertar una conciencia colectiva cada vez más madura  nos preguntamos:  si ni el permiso de investigación Valdeflorez, ni  el de Ampliación a Valdeflorez tienen salida legal ¿Cual va a ser la opción elegida  por  sus promotores Tecnología Extremeña del Litio, S.L. y Valoriza Minería, S.L para llevar a cabo la explotación minera que tanto publicitan ante medios e instituciones?  ¿Un nuevo permiso de investigación sobre algo que ya está realizado? ¿Una explotación directa amparada, de hecho, en un conocimiento adquirido mediante un permiso de investigación ilegal y anulado?

¿No sería más razonable abandonar el proyecto y dejar de gastar y hacer gastar tiempo y dinero del erario público y de los bolsillos de los cacereños?

Si quieres conocer los fundamentos legales de nuestras alegaciones descárgatelas aquí.

¡Comparte!